Hola, hola!

Destacado

Etiquetas

, ,

Hola, hola! Como andás?
Pasá.. pasá..!

Y que tal, te gusta el nuevo “look”?
Dejá algun comentario por el camino asi construimos juntos este lugar de encuentro!

Abrazo grande,
Isadora

Anuncios

“Aaaaaaaa, no te escucho, no te escuuuchooo!”

Yo recuerdo un chiste que comienza así;
“El esposo está en la sala y le pregunta a su esposa, que está en la cocina que hay para cenar: -Querida, que cenamos hoy?, el grita desde su asiento. No hay respuesta de la esposa.. -Queeriidaaa, te pregunté que hay para la cena???, intentó otra vez, pero no obtiene nada todavía. Guau!, su audición se está poniendo peor cada día!, piensa para sí. Por lo tanto, finalmente se para, camina hasta la cocina y dice: -Cariño, podrías decirme POR FAVOR que hay de cenar? Es ahí cuando ella se da vuelta, digustada y contesta; -DIOS! por tercera vez, YA! Cenamos carne!” =P


Está bien, no tan divertido pero todavía me hace reír, porque es sorprendente que justo en EE.UU. estadísticamente  el doble de hombres tiende a perder la audición comparado con las mujeres; y si es causado por el ruido y no por la edad (tanto como sabemos), ellos generalmente pararán de procesar altas frecuencias primero.

¿Habrá alguna relación con las voces chillonas de sus esposas?… Jaja

En Body Talk, observamos los 5 sentidos como un puente entre la persona y su medio ambiente. A través de nuestros oídos escuchamos la verdad, escaneamos nuestro alrededor por algun peligro, nos entendemos uno con otro y tambien escuchamos nuestra intuición. 


Nuestro oido es sofisticado, eso es innegable. Un bebé recién nacido, que no puede ver todavía, está inmediatamente dispuesto a escuchar la voz de su madre. Lo mismo que un niño que no quiere oir lo que debe hacer, se cubre instintivamente sus oídos. O aún mas, ¿qué del hombre que está cansado del constante regaño de su esposa?… Es gracioso como a través de nuestros oídos vemos más claras las cosas. Por lo tanto, podés escucharme? 

O mejor aún, querés hacerlo? ; )